El Papa pide acabar con el estigma de la lepra

El pasado domingo 29 de enero, tan cercano al “Día Mundial de los enfermos de lepra”, el Papa Francisco ha querido tener unas palabras de apoyo durante el tradicional rezo del Ángelus dominical.

El Papa en el rezo del Ángelus
El Papa pide acabar con el estigma de la lepra

El pontífice ha recordado que, aunque en general la enfermedad está en retroceso, “todavía genera una gran discriminación y morbo hacia quienes la sufren”. El Santo Padre también ha mostrado su apoyo y ha asegurado su oración a quienes luchan por erradicar esta dolencia, pero ha pedido que, además de trabajar por su salud física, también se trabaje por la reinserción de quienes han sido golpeados por esta enfermedad.

Se estima que entre 2 y 3 millones de personas en el mundo padecen el mal de Hansen, nombre con el que también es conocida la lepra, y aunque el número de casos continúa disminuyendo, hay bolsones de alta prevalencia en ciertas áreas tales como Brasil, Sudeste Asiático (India y Nepal), varios lugares de África (Tanzania, Madagascar, Mozambique), y algunos puntos al oeste del Pacífico.

En la actualidad, que existen tratamientos farmacológicos muy completos para frenar la enfermedad y aumentar el nivel de vida, se sigue investigando en la manera de prevenir esta enfermedad por completo. Pero como el Papa resalta, además de los estigmas físicos evidentes en el cuerpo, también quedan secuelas en el alma. Por tanto todo intento de estigmatización social por causa de esta enfermedad debe ser eliminado. Hay que trabajar por la reinserción en la sociedad de estas personas mediante una normalización de su situación.

Nosotros, como miembros de la Orden de San Lázaro, patrón de los leprosos, e históricamente muy importantes en el combate de esta enfermedad y en el cuidado de los pacientes que la sufrían, estamos directamente interpelados por el Papa Francisco a seguir en la brecha, y conseguir la completa erradicación tanto física como social de esta lacra.

Si quieres leer la noticia entera, pincha aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *