Fallecimiento del Gran Maestre D. Carlos Gereda de Borbón

FALLECIMIENTO DEL GRAN MAESTRE D. CARLOS GEREDA DE BORBÓN

Hoy sentimos terriblemente tener que dar la noticia de que Don Carlos Gereda de Borbón, Marqués de Almazán, y 49º Príncipe Gran Maestre de la Militar y Hospitalaria Orden de San Lázaro de Jerusalén, falleció ayer, día 29 de agosto a las 7 de la mañana en su domicilio, víctima de esa lepra de nuestros días que es el cáncer. Desde esta web, y en nombre del Gran Priorato de España, queremos dar nuestro más profundo pésame a su esposa y a sus familiares más cercanos.

Don Carlos Gereda de Borbón, Marqués de Almazán (49º Gran Maestre)

Aunque hacía algún tiempo que el Gran Maestre luchaba contra la enfermedad, su salud había ido debilitándose en los últimos meses. Aun así, tuvo el hermoso gesto de estar con nosotros en la reciente peregrinación a la Catedral de Monreale (Sicilia), un acto que él había deseado ardientemente, y en el que nuevamente demostró la cercanía, el coraje y la firmeza que han caracterizado su maestrazgo durante 9 años.

Don Carlos de Gereda y Borbón nació el 24 de enero de 1947 en Montevideo, Uruguay, hijo de don Nicolás Gereda y Bustamante y su esposa Doña María Luisa de Borbón y Pinto. Su posición con respecto a la familia Borbón se establece a través de la línea materna, por su abuelo D. Alberto María de Borbón y d’Ast, II Duque de Santa Elena, y descendiente directo de S.M. el Rey Carlos IV de España.

Tras pasar sus primeros años en Uruguay, a donde sus padres se habían mudado tras la Guerra Civil, la familia entera se volvió a España, y de allí fue enviado a la Escuela Preparatoria de Ladycross en Sussex, Inglaterra. Desde allí continuó su educación en Inglaterra y Francia, y tras completarla regresó a Madrid para estudiar Ingeniería Industrial en la Universidad.

Se casó el 15 de febrero 1975 con Doña María de las Nieves Castellano y Barón, XV Marquesa de Almazán, título que había sido creado por Felipe II en 1575.

En 1975 comenzó su carrera profesional de empresario en el ámbito del desarrollo comercial, para varias de las mayores empresas de ingeniería del panorama internacional. Su carrera le dio la oportunidad de viajar por todo el mundo, desde el Lejano Oriente a América del Sur y Europa Central. Tras residir por motivos laborales junto a su esposa en Buenos Aires entre 1979 y 1986, regresó a España.

En octubre de 2008, y tras la renuncia de su primo Don Francisco de Borbón y Escasany, V Duque de Sevilla, un Capítulo General le acabó proclamando Gran Maestre de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén.

Durante todo su maestrazgo, el Marqués de Almazán ha demostrado siempre un amor incondicional a la Orden de San Lázaro, luchando para protegerla y para que se convirtiera en una Orden moderna y transparente, en un efectivo instrumento de ayuda al prójimo y que pudiera desarrollarse plenamente como un agente de interés social más. Todo esto sin perder nunca de vista la tradición y la historia de la Orden, cosa que conocía muy bien, respetaba, y amaba. De él partió la idea de crear una Fundación Internacional que al mismo tiempo que recogiera la tradición y los valores ancestrales de la Orden de San Lázaro, pudiera protegerlos dándoles cobertura legal, y al mismo tiempo facilitase la labor caritativa de los caballeros y damas a través de un instrumento internacional.

Su firmeza y valentía a la hora de tomar decisiones o impulsar soluciones, han ido parejas a su calidez humana y a su valía personal. Estas virtudes son las que han logrado suavizar disensiones internas, acercar posturas dentro de la Orden, y reunir a hermanos de manto que estaban dispersos desde hacía años. Su trato exquisito y su cercanía no dejaban indiferente a nadie, y  a su lado sólo se podía esperar buen humor y el trato de un verdadero amigo.

Pero ¡gracias a Dios!, como cristianos no sólo nos queda una esperanza, sino que tenemos una certeza: al igual que a nuestro santo patrón, el Señor lo ha resucitado y conducido a su presencia. De esta manera, Carlos de Gereda y Borbón no ha sido, sino que siempre será luz y guía de nuestra muy querida Orden de San Lázaro.

¡QUERIDO CARLOS, DESDE EL CIELO RUEGA POR TU AMADA ORDEN DE SAN LÁZARO! ¡NUNCA TE OLVIDAREMOS!

3 comments on “Fallecimiento del Gran Maestre D. Carlos Gereda de Borbón”

  1. Maria Rosa Rodrigo y Martinez Responder

    Tengo una pena infinita, e ccorazón me duele.El Gran Maestre era un gran ser humano, bondadoso,con gran sentido del humor, pero firme en su liderazgo.
    A los que tuvimos la suerte de conocerle, tratarle, trabajar con él, gozar de su confianza, compartir sus proyectos y sentir su cercania, amistad y cariño nos va a resultar difícil los proximos tiempos.
    Nos acordaremos de su entrega y entisiasmo para seguir adelante.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *