Encuentro ecuménico entre el Papa Francisco y el luterano Martin Junge

El Papa Francisco está de nuevo en Roma tras su viaje a Suecia. Entre otras cosas, ha asistido al inicio del V Centenario del nacimiento de la Reforma protestante, que surgió a raiz de la publicación de las 95 tesis de Martín Lutero en las puertas de la iglesia de Wittenberg.

Uno de los principales actos del viaje del Papa Francisco a Suecia ha sido la oración ecuménica conjunta en la Catedral luterana de Lund. Allí, el Papa Francisco y Martin Junge, Secretario General de la Federación Mundial Luterana hablaron de la unidad de los cristianos.

En la oración, ambos líderes también señalaron que “es también un momento para dar gracias a Dios por el esfuerzo de tantos hermanos nuestros, de diferentes comunidades eclesiales, que no se resignaron a la división, sino que mantuvieron viva la esperanza de la reconciliación entre todos los que creen en el único Señor”.

Martin Junge dijo en su sermón que “Reconocemos que es muchísimo más lo que nos une, que lo que nos separa. Somos ramas de una misma vid. Somos uno en el Bautismo. Por eso estamos aquí entonces, en esta conmemoración conjunta”.

En su homilía, el Papa Francisco resaltó que “católicos y luteranos hemos empezado a caminar juntos por el camino de la reconciliación”. “Ahora, en el contexto de la conmemoración común de la Reforma de 1517, tenemos una nueva oportunidad para acoger un camino común, que ha ido conformándose durante los últimos 50 años en el diálogo ecuménico entre la Federación Luterana Mundial y la Iglesia Católica”.oracion-ecumenica-papa-francisco-y-martin-junge

En la homilía, el Santo Padre también afirmó “no podemos resignarnos a la división y al distanciamiento que la separación ha producido entre nosotros” y de la “oportunidad de reparar un momento crucial de nuestra historia, superando controversias y malentendidos que a menudo han impedido que nos comprendiéramos unos a otros”.

El Papa dijo que la separación entre católicos y luteranos “ha sido una fuente inmensa de sufrimientos e incomprensiones” pero “también nos ha llevado a caer sinceramente en la cuenta de que sin él no podemos hacer nada, dándonos la posibilidad de entender mejor algunos aspectos de nuestra fe”.

Al final de la oración ecuménica, el Papa Francisco y el luterano Martin Jung firmaron una declaración conjunta en la que exhortan “a todas las comunidades y parroquias Luteranas y Católicas a que sean valientes, creativas, alegres y que tengan esperanza en su compromiso para continuar el gran itinerario que tenemos ante nosotros”.

Como la única Orden de caballería ecuménica que existe en el mundo, debemos de tener muy en cuenta las palabras del Santo Padre, y ser conscientes de que a través de nuestra hermandad en Cristo al margen de credos, somos un instrumento más en la obra de Dios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *